Artículo publicado en www.responsables.biz

 

 

Jose Villamayor

 

ENTREVISTA: José Villamayor, director gerente de Harineras Villamayor
fecha artículo: 27/6/2006 – www.responsables.biz


"La empresa debe ser una célula básica de la sociedad"


Harineras Villamayor fue una de las primeras pymes en incorporar a su gestión prácticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y pionera en sumarse a la iniciativa del Pacto Mundial de las Naciones Unidas. En 2004 esta empresa dedicada a la producción de harinas y sémolas con 68 empleados publicó su primera Memoria de Sostenibilidad. José Villamayor, director gerente, explica las particularidades de introducir prácticas sostenibles en una empresa de sus dimensiones.
- ¿Cómo y cuando surgió la necesidad de incorporar prácticas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) a la gestión de su empresa? ¿Qué objetivos se planteó?
La empresa debe ser una célula básica de la sociedad en el ámbito económico, como en el social lo es la familia. Una compañía está integrada sobre todo por personas y éstas son el bien más preciado que tiene. Hay empresas casi sin maquinaria, casi sin infraestructuras pero no hay empresas sin personas.
Si la empresa se entiende así, ésta debe ser consecuente y actuar en aquellos campos en los que estén presentes las personas, como es el laboral, el medioambiental y el social, en los que todos nos encontramos. La empresa recibe a través de las personas y de las instituciones muchas ayudas y, por tanto, debe revertir a la sociedad parte de ellas. Así, la RSC es, fundamentalmente, una cuestión de sensibilidad y un asumir la responsabilidad en esos campos para configurar una manera diferente de empresa.
Los grandes escándalos financieros a nivel mundial, la violación de los derechos humanos, la escasez de algunos recursos como el agua y la sensibilidad del ciudadano y el consumidor hacia una sociedad más justa y solidaria lleva a las compañías a entender que son un ente económico y social y, por tanto, nos debemos a la sociedad. La empresa no llegaría a tener sentido sin esta consideración social, que debe mover a toda la organización y, por tanto, también a sus accionistas y a otras partes interesadas.
- ¿A qué reticencias iniciales hizo frente Harineras Villamayor cuando se planteó incorporar un modelo de gestión sostenible?
Al comenzar, parecía que la RSC era exclusiva de las grandes corporaciones, pero conforme se va entrando en estos aspectos se ve que no es así. Transmitir todo ese sentido de responsabilidad social de la empresa es un tema que presenta dificultades y ése debe ser uno de los pilares fundamentales de la responsabilidad en la empresa.
Por otra parte, uno de los principales obstáculos en toda empresa, tanto pequeña como mediana o grande, es no asumir la RSC como propia. Si no se asume, es mejor no seguir adelante. Pero si la pequeña empresa la asume, irá poco a poco adentrándose en el entramado de pequeñas actuaciones responsables. Otra de las mayores dificultades con las que se encuentra la pequeña empresa es la falta de tiempo para ir planificando en su gestión este tipo de actuaciones pues todas ellas deben responder a una programación, por sencilla que sea.
Estas dificultades propias de una empresa pequeña, entre las que también se encuentra el hecho de no contar con personal que pueda dedicarse a temas de RSC, se pueden suplir con ayudas de entidades e instituciones públicas que pueden prestar un gran apoyo. Este apoyo no debe ser sólo económico sino también en forma de asesoramiento y acompañamiento por consultoras y otros entes en este campo.
Una pyme no puede realizar grandes actuaciones en RSC como una multinacional porque, en muchos casos, no dispone de personal específico, porque sus recursos no son elevados y por otros motivos propios de su dimensión. Pero sí puede hacer pequeñas cosas, las cosas de cada día que, sumadas unas a otras, configuran una sensibilidad y una manera de hacer las cosas propia de lo que se llama RSC. Pequeñas actuaciones en medio ambiente, relaciones laborales y un saber estar en el entorno social imprimirán a una pyme una diferenciación respecto a otras empresas.
Mi consejo, por llamarlo de alguna manera, es que todas las pymes deben considerar que están realizando actuaciones propias de la RSC. Si tienen sensibilidad hacia las personas, hacia la sociedad y asumen que la empresa no tiene sólo unos objetivos económicos, pueden dar grandes pasos.
- ¿Qué beneficios obtiene una empresa como la suya cuando implanta un modelo de gestión responsable?
El prestigio y el reconocimiento en el mercado y en la comunidad es uno de los beneficios obtenidos por nuestra empresa, así como el hecho de mantener un personal satisfecho, como lo reflejan las encuestas y contacto diario. Además, estos beneficios que obtiene la empresa se incorporan a reservas para garantizar la supervivencia y seguridad del empleo. El hecho de poner en práctica una gestión responsable lleva a que la percepción de nuestros grupos de interés sobre Harineras Villamayor no sea sólo una actividad económica de hecho. Aún no se han obtenido beneficios económicos directos, algo que no era prioritario. Sin embargo, sí hemos obtenido un  mayor prestigio y el clima que se respira en la empresa es de satisfacción y estabilidad. Además, hemos mejorado en las relaciones con clientes y proveedores, consiguiendo que se sientan mejor con nosotros.
- En la presentación de su memoria habla de canales de comunicación con los grupos de interés ¿cuáles son?
En una pyme, un canal fundamental de comunicación con todos los grupos de interés es el boca a boca: cuenta a uno lo que haces y cómo lo haces y éste lo hará a los demás. La propia Memoria de Sostenibilidad es un medio privilegiado para dar a conocer la RSC, bien a través de su distribución a los grupos de interés o bien colgándola en la página web. En internet también puedes colocar algunas noticias y actuaciones en RSC para que sean conocidas por quien se asoma a ella.
Otros cauces de comunicación son los propios contratos de compra-venta, en los que se refleja la transparencia de las transacciones, el compromiso con el medio ambiente, la seguridad alimentaria de los productos, etc. Además, la participación en congresos, mesas redondas y otras actuaciones públicas o la aparición en algunas revistas del sector son canales que facilitan el dar a conocer muestro compromiso con la RSC.
- En la estrategia de Harineras Villamayor también se habla de la colaboración con proveedores, ¿qué acogida reciben sus prácticas entre este colectivo? ¿Con qué mecanismos cuenta Harineras Villamayor para concienciar a sus proveedores de los beneficios de su modelo de gestión?
No contamos con unos mecanismos estructurados sino con la transmisión de cómo somos y en qué creemos. En cada una de nuestras actuaciones intentamos que nuestros proveedores se encuentren a gusto trabajando y que vayan entendiendo que una empresa no es sólo una fábrica de ganar dinero.
La sociedad también ayuda, pues la RSC va calando en el tejido empresarial y en el social.
- Harineras Villamayor se adhirió en el año 2000 al Pacto Mundial de la ONU, ¿cuál es su compromiso con principios como la transparencia y la lucha contra el soborno? ¿En qué medida una empresa de pequeño tamaño puede apoyar principios como éstos?
El compromiso con estos principios es total, no sólo para evitar que no se den, sino para que la empresa no se encuentre en esa barrera tan frecuente que delimita el cumplir o no cumplir con ellos. Cuidamos nuestra transparencia a través de una gestión abierta y clara con todos nuestros grupos de interés y en nuestra Memoria de Sostenibilidad así se refleja. A veces, el mercado presiona para aceptar algunas de estas prácticas pero toda persona y empresa tiene que ser consecuente con los valores en los que cree y afirma asumir.
Estos principios no están pensados sólo para las grandes corporaciones y para evitar esos escándalos que aparecen en los medios de comunicación relacionados con el tráfico de influencias, las comisiones ilegales o la información privilegiada, sino que se aplican a toda empresa, por pequeña que sea.
- La empresa también ha implantado un sistema de Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos (APPCC), ¿en qué consiste dicho sistema?
El sistema de APPCC pretende preservar al consumidor de riesgos en los alimentos para asegurar la salud. Es, además, un sistema de control de obligado cumplimiento para todas las empresas de alimentación y, por tanto, está regulado por normativa legal. Su regulación, implantación en la empresa y la preocupación por él, es otro signo de que la empresa se compromete más allá de la ley en temas tan fundamentales como la trazabilidad y salud de un producto alimenticio para asegurar el bienestar sanitario del consumidor.
- En la memoria de Harineras Villamayor también se recogen algunos impactos medioambientales que no se han medido ¿prevé que en un futuro se recojan y midan todos esos impactos? ¿Hacia dónde avanza la RSC de la empresa?
Poco a poco iremos ampliando la medición de un mayor número de impactos medioambientales pero éstos no son significativos. Los vertidos todavía sin medición sólo proceden de aguas sanitarias.
La RSC de nuestra empresa avanza hacia una mayor comunicación interna, hacia sus clientes y proveedores y otras partes interesadas. También en la creación de unos grupos de participación interna de prácticas de RSC.
- La empresa contempla medidas especiales para los trigos destinados a la alimentación infantil ¿cuáles son? ¿Superan la legislación vigente?
La propia legislación ya es muy exigente con este tipo de productos con destino a la alimentación infantil. La mayoría de los controles de los contaminantes se encuentran en los límites de detección de los métodos analíticos. Algunos de nuestros clientes de estos productos ya tienen exigencias que van más allá de la legislación vigente.
- ¿Considera que el hecho de contar con una política responsable facilita a la empresa la obtención de contratos con proveedores o estas prácticas no son tenidas en cuenta por la mayoría de los grandes clientes?
Es difícil responder a esto pero, de una manera general, sí que puedo manifestar que el facilitar la comunicación y la credibilidad con los proveedores imprime una confianza a la relación contractual. Las prácticas como tales no se facilitan pero el trasfondo que hay en ellas, como son los valores y el buen hacer de la empresa, se reconoce.
- ¿Con qué mecanismos cuenta la empresa para integrar a sus trabajadores en sus políticas de RSC?
El Comité de Empresa es un lugar privilegiado para esta integración en las políticas de RSC. Además, uno de nuestros objetivos es la creación de grupos donde se puedan realizar prácticas de RSC que ayuden a la mentalización y asunción de este tipo de responsabilidad. Como políticas más destacadas con este grupo de interés destaca la información de la evolución de la empresa, sus planes de futuro, su arraigo en la región para facilitar la ubicación de los actuales puestos de trabajo, encuestas de satisfacción de los empleados, promoción interna, participación en algunos proyectos empresariales, la formación para los puestos y prevención de riesgos laborales. Somos conscientes de que debemos avanzar más en la participación del trabajador en la RSC.
- El 10 por ciento de los beneficios del periodo 2004-2006 se destinará a políticas de acción social y colaboración con la comunidad, ¿cuáles son las iniciativas que apoya Harineras Villamayor? ¿Cómo se decide qué actividad apoyar?
En estos momentos estamos apoyando, a través de la Fundación Ecología y Desarrollo, un proyecto en Nicaragua llevado a cabo por una cooperativa, para poder industrializar su producción de ajonjolí (sésamo) y no depender tanto de los intermediarios. Tenemos pendientes algunos otros apoyos a instituciones locales. Las actividades a apoyar se deciden en el Comité de Empresa si bien inicialmente fueron propuestas al mismo por la Dirección de la empresa. Se va a crear un grupo para fijar unos criterios con los que se puedan seleccionar los proyectos a apoyar

 

 

Volver a Noticias

 

 

Home     |     Empresa     |     Calidad     |     Productos     |     Clientes     |     Mapa web     |     Privacidad
Harineras Villamayor, S.A. © 2006 | En la C/ Zaragoza 12, Huesca (España) | Contacto: info@harinerasvillamayor.com | Teléfono: 974 210606